17 de septiembre de 2013

[ANALISIS 2K3] Panzer, las maquinas toman el control



ANALISIS: Panzer                                                                                                                   
Autor: Orochii
Plataforma: Rpg Maker 2003
Descarga: ¡Descargar!





Estamos en el año 2651, donde un mundo en guerra agoniza reinado por dos poderosas facciones que en su día conquistaron el planeta, la armada del reino de Reigarn, con gran poderío y presencia política y las tribus de los Urok, de superioridad numérica y nacidos para la batalla.
La incesable lucha entre estos dos poderosos rivales, es el detonante para que un pequeño grupo de soldados se embarquen en una misión suicida, para intentar salvar lo poco que queda del planeta, en una última oportunidad de detenerla en un sólo y cuidado movimiento estratégico.



"Entre misiones nos encontraremos este menu"

El inconfundible estilo de Orochi queda patente en el juego en todo momento, si bien este conserva rips de otros juegos, se ha sabido dar un estilo muy homogéneo al juego, los menús son simples, de estilo liso sin muchas florituras o adornos, permitiéndonos el rápido acceso a todos los apartados de interés. La historia, contada a través de cortos actos o capítulos, se nos presenta en diálogos con imágenes de los personajes, con efectos de sonido, pero sin ningún chara o imagen extra que nos permita saber de manera visual la situación o escena mostrada, tan solo las caras de los personajes que intervienen, teniendo que echar mano de nuestra imaginación para recrear la escena que estamos viendo.
Los combates cumplen visualmente, ni mucho menos al nivel que nos tiene acostumbrados Orochi, siguen el estilo del juego, presentando gráficamente las distintas partes de nuestra máquina de guerra, aunque no hubiese estado de más algún adorno más en ellos como un marco o algo que delimite los límites del faceset.



"Orochi demuestra que con poco se puede hacer mucho,
subir de nivel a nuestro robot es entretenido"

Controlamos después del prologo a Orstred, último superviviente del grupo, que en busca de venganza va a por el malo, la historia desarrolla muy poco a los personajes, no importa cómo se junto el grupo o si hay alguna discrepancia entre los miembros integrantes, así mismo, la motivación del malo final no está muy bien definida, solo se nos presenta el aquí y el ahora, exterminando a quien se ponga en medio, tampoco se indaga en los enemigos que nos van surgiendo hasta llegar al malo final, simplemente salen porque nos lo encontramos en el camino y o son bandidos o son soldados con orden de aniquilarnos.


"En las batallas podemos elegir que hace cada parte de nuestro robot"

Panzer es un juego corto, pero eso no quita que tenga engines muy divertidos, el subir de nivel tal y como se conoce en los RPG clásicos por turnos, no existe, en cambio tenemos un sistema de subir las características de nuestro robot de combate, que encontraremos en el taller, durante las luchas no controlamos a nuestro personaje en sí, controlamos a su robot, así que en la pantalla veremos las 4 partes que componen nuestro robot, núcleo, soporte, brazo derecho e izquierdo, en lugar de ver a nuestro héroe, el robot se mostrara completo en las animaciones, pero podemos seleccionar individualmente que hace cada parte, la verdad es que resulta tremendamente divertido y de desarrollar este sistema de combate podría ofrecer horas de diversión ya que la base que tiene montada da para bastante rato de experimentar probando cosas, llegando al punto que nos interesa más subir niveles con el robot para equiparle más habilidades y mejoras que de seguir la historia en sí.

El juego contiene pocas melodías, al ser un juego corto no permite poner música en exceso pero las que trae son motivantes para los combates y añaden algún punto extra a la hora de ayudarnos a imaginar que ocurre durante los entreactos de las misiones.
La música escogida durante los entreactos, si bien es buena y ayuda a poder empatizar con lo que ocurre en pantalla, al no tener ningún aporte visual más que las caras de los personajes, queda huérfana desplazándola a un mero segundo plano.



"Los entreactos son contados así"

La ambientación por su parte es simplista, pero los menús básicos del taller donde customizamos nuestro robot es agradable, hubiera añadido algún sonido de taller de fondo, o algo que llenase ese vacío hubiese quedado muy bien. En los combates la cosa mejora pero no al nivel que esperaba.

Por otra parte si algo desmarca a Panzer del resto de juegos es su original concepto a la hora de plasmar el robot de combate y como ir mejorándolo poco a poco, de la misma manera el planteamiento a la hora de combatir tener pleno control de las distintas partes de nuestro mecha, es algo divertido y da un toque de aire fresco a la jugabilidad.


Para terminar este análisis, podríamos decir que Panzer, es una base muy bien hecha de buenas ideas y conceptos, pero que no se desarrollan lo suficiente para poder enganchar por completo al jugador, es entretenido a su manera, los combates y la personalización de nuestro robot de combate es muy divertido, pero la pésima soltura al llevar la historia, la poca empatía de los malos o personajes, lastran mucho un juego que podría llegar a ser un grande de la scene hispana.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario